Mujeres, migración y seguridad ciudadana
Fecha Wednesday, 05 December a las 00:00:00
Tema Cultura


* Presentación de Leticia Calderón y Gloria Ramírez sobre el tema de género.
* Ana Lorena Delgadillo planteó cuestiones sobre legislación migratoria.
* Concluyeron que la migración femenina resiente todo tipo de abusos.
* Hay que transitar de la seguridad pública a la seguridad ciudadana.


Redacción / Carta Mesoamericana
Ciudad de México




“Nos proponemos hacer aportaciones para la erradicación de la pobreza y la violencia contra las mujeres, dando paso a un proceso continuo de análisis y propuestas de acción con perspectiva feminista”, afirmó Leonor Aída Rocha,  responsable de la edición de Mujeres, migración y seguridad ciudadana, libro editado bajo el patrocinio de la Red Género y Economía, la Fundación Heinrich Boll y el Sindicato de Telefonistas de la Republica Mexicana.


La presentación del documento corrió por cuenta de Leticia Calderón Chelius, investigadora del Instituto Mora; Gloria Ramírez, directora de la Cátedra de Derechos Humanos de la UNESCO de la UNAM; y Ana Lorena Delgadillo, dirigente de la Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho, quienes exigieron poner un alto a la migración forzada que tienen que realizar las mujeres huyendo de toda clase de abusos.


Las especialistas –reconocidas internacionalmente por su defensa de los derechos de las mujeres migrantes- coincidieron en señalar que en su viaje transmigratorio, ellas enfrentan además violencia sexual, racismo y xenofobia, porque el flujo migratorio tiene cara de mujer joven.


Ana Lorena Delgadillo cuestionó sobre la visión de seguridad ciudadana con la que cuenta le Ley de Migración aprobada en 2012 en México, definiendo que es ése concepto en los términos en que prevalece dentro de esa legislación.


La feminización del fenómeno migratorio ha traído como consecuencia una mayor violación de los derechos de las mujeres, quienes incluso se ven obligadas a usar su cuerpo como moneda de cambio, sostuvo por su parte Thomas Weiss, representante de la Organización Internacional para las Migraciones en México.


"La violencia sexual es tan elevada que la probabilidad de sufrirla hace que muchas mujeres que emprenden el viaje migratorio lo asuman como un costo del trayecto migratorio, incluso ha provocado la normalización de estas conductas", acusó.


El funcionario indicó que en los últimos años en México como en otras naciones, el flujo de migrantes del sexo femenino va en aumento, ahora ya no sólo se trata de acompañantes de hombres, sino de mujeres sostén de su familia que buscan mejorar la manutención de los hijos.


A este tránsito se suman aquéllas que huyen de la violencia en sus comunidades de origen, no obstante que regularmente, los riesgos que enfrentan son mayores a los experimentados por los varones.


"Las mujeres y niños migrantes son sistemáticamente víctimas de actos violentos como la trata de personas en sus modalidades de explotación sexual y laboral, los secuestros, la violación y los abusos sexuales", detalló.







Este artículo proviene de Carta Mesoamericana
http://cartamesoamericana.com

La dirección de esta noticia es:
http://cartamesoamericana.com/modules.php?name=News&file=article&sid=870