Carta Mesoamericana
Secciones Acceso a tu cuenta Publicidad

Imagen del día

Por primera vez en cuatro décadas, la marea migratoria tuvo un notorio descenso que podría comenzar a mostrar una nueva tendencia, según un estudio hecho por Pew Hispanic Center, un grupo privado de Washington que estudia los movimientos migratorios.

En concreto, el flujo neto de migrantes entre México y Estados Unidos se ha reducido a cero por primera vez en el lapso antes mencionado. El cambio de tendencia supone el estancamiento de la oleada migratoria más importante en la historia estadounidense


Leer más...



Menú
· Inicio
· Ayuda
· Blogs
· Búsqueda
· Cartas al editor
· Chat
· Contactos
· Contador
· Contenidos
· Descargas y pods
· Encuestas
· Enlaces
· Envíar una Noticia
· Galería
· Multimedia
· Noticias más leídas
· Noticias por mes
· Portatil
· publicidad
· Recomendarnos
· Secciones
· Tu cuenta
· videoconferencia

Encuesta
La derrota demócrata cancelará la reforma migratoria

Si
No
No se



Resultados
Encuestas

votos 418

Noticia destacada
Hoy aún no hay una Gran Historia.

Medio Ambiente


Enlace especial

Publicidad

Síntesis periodística


Carta Mesoamericana

Opinión


Especiales de Ecología

Observatorio

   

Astl.tv

  
La obra prodigiosa de Héctor García, el fotógrafo de México (1923-2012)
Enviado el Monday, 24 August a las 00:12:16
Tópico: Cultura

* Norma Inés Rivera, su biógrafa, lo recuerda en su aniversario 92

* Del barrio de la Candelaria de los Patos a la inmortalidad artística

* Antes de encontrar su vocación, vivió y trabajó en Estados Unidos

* Yucatán y el mundo, captados y documentados por su cámara

* Colaboró con Fernando Benítez en “Los indios de México”

 

Luis Alberto García IK BALAM / Fotos: Fundación Héctor y María García

Ciudad de México



“Héctor García fue un artista preocupado por dar un testimonio puntual y veraz de la sociedad y su acontecer, al captar momentos trascendentales que se resumen, si así puede decirse, en más de dos millones de negativos que guardan los grandes acontecimientos de la historia nacional”, dice Norma Inés Rivera, biógrafa del fotógrafo mexicano.

 


Al conmemorarse el 92 aniversario del nacimiento del reconocido reportero gráfico el pasado 23 de agosto, la autora de “Pata de perro” -libro sobre la vida de Héctor García editado por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) en 2007-, enfatiza:


“En su obra vemos la forma en que empezó a captar la vida nacional a través de la lente de su cámara hace más de siete décadas, en un trabajo que se distingue por la fuerza de sus emociones y la comprensión profunda de la condición humana”.


Originario del barrio capitalino de la Candelaria de los Patos, habitante de la calle hasta que inició estudios en el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y en la Academia de Artes Cinematográficas a iniciativa del doctor Gilberto Bolaños Cacho, Héctor García pronto dejó las aulas, vivió y trabajó como bracero en Estados Unidos e inició en 1945 una carrera profesional que jamás se detuvo.


Norma Inés Rivera refiere en particular que, en la década de 1960, el periodista Fernando Benítez y el fotógrafo -reconocido también por sus célebres retratos de mujeres de los más diversos ámbitos, entre ellas Tongolele, Frida Kahlo y María Félix-, documentaron la historia de un pueblo y una planta.

 


En un viaje que los llevó a recorrer el México profundo, ambos recogieron en Yucatán testimonios dolorosos de la situación de los mayas, los sabios caminantes del Mayab asentados en esa dura piedra caliza que es la península, incorporándolos a “Los indios de México”, antología de reportajes que cuenta, entre otras, la historia de “ki”, la planta sagrada del henequén.


“Se trata -subraya Norma Inés Rivera- no solamente de narrar una infamia política y social reflejada en la fotografía que tituló ´La corona´, que muestra a un indígena cargando con enorme sufrimiento una penca de henequén”.


 

En ese viaje, Benítez y García elaboraron trabajos memorables, en los cuales la mujer maya es protagonista de excelencia, trabajadora, abnegada, mater admirabilis, encarnación de una denuncia vigorosa reflejada en las imágenes de Héctor, el reportero gráfico que muestra al ser humano pareciéndose a sus tragedias.

 


La escritora y periodista Rivera dice que ese libro, aparecido bajo el sello del Fondo de Cultura Económica (FCE) hace más de medio siglo, es tan revelador como la alegría de la niña maya de “Paso a la luz”, que ilustra la contraportada del cuarto tomo escrito por Benítez, obra monumental con fotografías de García, nacido en la ciudad de México el 23 de agosto de 1923.


“Y como se ve, nadie ha podido destruir a los mayas. ¡Hay tanto deseo de vivir en esa imagen!”, recuerda Rivera que le  dijo Héctor García con afecto fraterno al obsequiarle una copia de aquella fotografía tan tierna, llena de esperanza, con una pequeña que corre hacia el Sol en espera de la redención de una raza y una justicia que ha tardado demasiado en llegar.


“En esas mujeres de perfil idéntico a las estelas de Bonampak –expresaba el artista fallecido  el 2 de junio de 2012-, tenemos la renovación de la existencia, el origen de una etnia que ha vencido -a pesar de todo- las adversidades del destino, la carne que sobrevive a la espina, al látigo, al desierto yucateco de rocas y espinas”.


Algo similar escribió patética y líricamente Fernando Benítez al hacer el pie de grabado a una de las gráficas de Héctor, siempre con matices sensibles y transparentes, quien en algunas páginas de su libro ofreció su homenaje a esas mujeres mayas, dignas, bellas, generosas, raíz  de un pueblo y una raza inmortal. 


Además de retratar una infinita variedad de seres humanos y su entorno, la cámara de Héctor García logró documentar en su labor periodística los asombrosos contrastes no solamente de aquel vasto horizonte de agaves que identifica a los mayas con la tragedia y con la historia, sino de la milenaria historia del México prehispánico.

 


Estas mujeres, captadas por el artista con sus ojos semirasgados, sus pómulos altos, labios delgados, dientes blancos, pequeños y caras redondas, están expuestas, como muchas otras, en la Fundación Héctor García de la calle de Cumbres de Maltrata 587, Colonia del Periodista de la capital mexicana, tal como se ven en esos tomos dedicados a los indios de la nación mexicana.


“Hay que recordar al maestro Héctor García en su aniversario, cada 23 de agosto, porque él nos ha dejado una herencia que se contempla en el éxtasis de los cultos indígenas ancestrales, en el sueño de la grandeza perdida, en el olvido que no es olvido por sus costumbres, monumentos y tradiciones que siguen presentes”, subraya Norma Inés Rivera.


Héctor García –concluye la periodista quien, con María, la esposa del maestro, y sus hijos Héctor y Amparo se dedican a preservar su obra gráfica-, demuestra que en los retratos de esas reinas, diosas, creadoras de hijos y hogares, se contempla la imposibilidad de destruir a su raza: “Es la fuerza de la sangre, rescate del pasado, captados para siempre por él con sensibilidad infinita”. 

 


 
Enlaces Relacionados
· Más Acerca de Cultura
· Noticias de cartamesoamericana


Noticia más leída sobre Cultura:
Advertencia sobre pérdida de lenguas indígenas en Veracruz


Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible


Carta Mesoamericana, Tu portal sin fronteras info@cartamesoamericana.com
Puedes sindicar nuestras noticias usando los archivos backend.php o ultramode.txt

Página Generada en: 0.07 Segundos